Cada noche la luna espera ansiosa la llegada de su amado poeta, ese hombre que cada noche llega para inspirarse a la luz de la luna para sus poemas, ella se enamoro de su belleza al leer cada palabra que le llegan como suaves caricias . Luna

martes, 27 de abril de 2010

LAMINA 11




4 comentarios:

eltauromquico dijo...

Mi corazon languidece
Que falta le haces
Eras su alegria
Y llenabas mi alma
Con tu sonrisa

anamorgana dijo...

Es necesaria de lo contrario solo vagamos.
Tan pocas palabras dicen mucho.
Besos

Luna Santamaría dijo...

Yo también. Pero por sobre todas las cosas necesito un motivo!

Javier Andrade (DATREBIL) dijo...

La alegría no es más que vivir cada instante con la dicha de saberse vivo.
Siente, oye tu corazón y sigue sus latidos.
Un plaer pasar por tu encantador blog.
Abrazos.